La noche que salté la valla

STOLPERSTEIN

HISTORIA 9
Por Iván Benítez

Las verjas no logran frenar los flujos migratorios. “Las alambradas solo consiguen que se desvíen, creando rutas cada vez más peligrosas”, avisan desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Los datos de Interior confirman esta afirmación: alrededor de 28.000 inmigrantes (70% subsaharianos) han llegado a Ceuta y Melilla entre 2004 y 2013, utilizando todas las vías posibles.

El hombre que aprece en esta serie de fotografías corresponde a uno de estos 28.000 inmigrantes. Cruzó la frontera por Ceuta en 2004. Saltó la valla. Desde 2006 reside en Navarra, donde trabaja en una fábrica de conservas. Aunque tiene todos los papeles en regla, prefiere no identificarse. Sigue sintiendo miedo. En el reportaje se hace llamar Ibrahima.

Matan a su padre
“El exiliado mira hacia el pasado, lamiéndose las heridas; el inmigrante mira hacia el futuro, dispuesto a aprovechar las oportunidades a su alcance”…

Ver la entrada original 2.451 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s